El Señor

El Señor

La palabra Señor Del latin senĭor, significa Que es dueño de algo; que tiene dominio y propiedad en ello. En la Biblia se dice que el Señor es el Espíritu, ver 2 Corintios 3:17 “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad.” Esto posiblemente sea desconocido para muchos que el Señor es el Espíritu y estamos hablando del Espíritu Santo o sea que el Espíritu Santo es el Señor nuestro, pero aparte la misma Biblia dice que Jesucristo es el Señor, vamos a  Hechos 2:36 “Sepa, pues, con certeza toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” Vemos que por un lado se dice que el Espíritu es el Señor y por otro lado que Dios hizo a Jesús como Señor y Cristo, aparentemente estamos ante una dualidad de conceptos entre Jesús y el Espíritu, pero no es así, la Biblia tiene esa particularidad que no se confunde ni se contradice.

Para entender mejor este tema tenemos que recurrir a la misma Biblia y tomar algunos otros conceptos que nos van a ayudar a entender que el Señor es el Espíritu. En primer lugar Pablo dice que somos templo del Espíritu, veamos esto en 1 Corintios 3:16 “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?” y luego al referirse a ese espíritu aclara de que Espíritu está hablando y dice: Romanos 8:9 “Sin embargo, vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros. Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El.” En otras palabras, el Espíritu de Dios es el mismo espíritu de Cristo. Y por otro lado se dice: Romanos 8:14 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.”  

Resumiendo, entendemos que nosotros somos templo del Espíritu Santo que es el mismo Espíritu de Dios y que somos guiados por ese Espíritu como hijos de Dios, luego está claro que si somos guiados es porque el Espíritu es nuestro Señor que nos guía o nos manda, y ese espíritu es el mismo espíritu de Cristo. Así vemos claramente que es lo mismo decir que somos templo del Espíritu Santo, que somos templo del Espíritu de Cristo, que nuestro señor es el Espíritu y que nuestro Señor es Cristo, así que no hay contradicción al decir que Dios hizo Señor a Jesús y que el Espíritu es el Señor. Esto porque Jesucristo es el Espíritu que habita en nosotros. Es un error de muchos creer que Jesucristo en cuerpo viene a nosotros al comer el pan y esto es una práctica tan conocida dentro de la religión que prácticamente todos los cristianos están bajo la creencia que Jesucristo en persona viene al pan. (ver en el diccionario la palabra Eucaristía).

Nosotros lo que recibimos de Jesucristo no es su cuerpo, sino su espíritu, veamos alguna citas bíblicas que nos apoyan en esto: 1 Pedro 1:11 “procurando saber qué persona o tiempo indicaba el Espíritu de Cristo dentro de ellos, al predecir los sufrimientos de Cristo y las glorias que seguirían.” Hechos 16:7 “y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió.” Romanos 8:9 “Sin embargo, vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros. Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El.” Gálatas 4:19 “Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros,” Efesios 3:17 “de manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones; y que arraigados y cimentados en amor,” Romanos 8:10 “Y si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo esté muerto a causa del pecado, sin embargo, el espíritu está vivo a causa de la justicia.” 2 Corintios 13:5 “Poneos a prueba para ver si estáis en la fe; examinaos a vosotros mismos. ¿O no os reconocéis a vosotros mismos de que Jesucristo está en vosotros, a menos de que en verdad no paséis la prueba?”

No hay confusión, Jesucristo vive en nosotros como Espíritu y el es nuestro Señor, Pablo usa muchas veces esta frase que Jesucristo es el Señor, como en Romanos 16:24 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.” 1 Tesalonicenses 5:28  “La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.” Filipenses 4:23 “La gracia del Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu.” 2 Corintios 13:14 “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.”Filemón 1:25 “La gracia del Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu” 2 Tesalonicenses 3:18 “La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Hechos 15:26  “hombres que han arriesgado su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” Gálatas 6:18 “Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Filemón 1:3 “Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.” Filipenses 1:2  Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”

Cuando oramos y clamamos a Nuestro Señor, realmente estamos clamando al Espíritu Santo o sea al Espíritu de Cristo. No nos confundamos, yo he escuchado oraciones grupales en las que se clama tanto a Jesucristo como al Espíritu Santo dando la impresión que son dos distintos, lo cual les hace caer en una herejía por desconocer que el Señor es el Espíritu y que Cristo es el Señor. Nuestra oración debe ser dirigida siempre al Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, como lo dice: Colosenses 3:17 “Y todo lo que hagáis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias al Dios y Padre por él. “por favor pongan atención a estas instrucciones que son valiosímas para estar en armonía con la Biblia y con Dios.

Nuestro Señor es Jesucristo pero nuestro Señor es el Espíritu que habita en nosotros y no es Señor solo por darle un titulo sino porque es el Espíritu quien nos guía, quien nos manda, quien nos ordena y quien nos gobierna, solo así podemos asegurar que somos obedientes a Dios. Es necesario que seamos obedientes a Dios y ¿Cómo serlo? Dejándonos guiar por su Espíritu que habita en nosotros. Romanos 8:11 “Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu que habita en vosotros. “

La palabra Señor aquí debe descartarse definitivamente como si fuera un titulo de Jesús, sino más bien como el dueño, el amo y Rey de nuestras vidas, ya lo dice la Biblia en  Filipenses 1:1  “Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús: A todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, incluyendo a los obispos y diáconos:” Efesios 6:6 “no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo de corazón la voluntad de Dios. “ 2 Corintios 4:5 “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor, ya nosotros como siervos vuestros por amor de Jesús. … “ Efesios 6:5 “Siervos, obedeced á vuestros amos según la carne con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como á Cristo; “ Apocalipsis 1:1 “La revelación de Jesús, el Cristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que conviene que sean hechas presto; y envió, y las indicó por …” 

Jesús el Cristo, el Espíritu de verdad es nuestro Señor y nosotros somos sus siervos, sus esclavos y sus hijos,” 1 Corintios 7:22 “ Porque el que fue llamado por el Señor siendo esclavo, liberto es del Señor; de la misma manera, el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.” 1 Juan 3:2 “Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.”

Para que haya un Señor es necesario que haya al menos un siervo, y para que haya un amo es necesario un esclavo, nosotros somos esclavos del Señor, le pertenecemos a él. El nos ha adquirido o comprado, 1 Corintios 7:23 “Comprados fuisteis por precio; no os hagáis esclavos de los hombres.” 1 Corintios 6:20 “Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” Y esta esclavitud no es otra cosa que la voluntad o deseo de Dios de que seamos salvos, porque ¿Cómo podríamos ser conducidos por el camino de la salvación si no fuésemos obedientes y le siguiéramos a él? Jesús bien dijo: Seguidme y eso indica ir detrás de él por el camino seguro al Padre, Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” Juan 1:43 “ Al día siguiente Jesús se propuso salir para Galilea, y encontró a Felipe, y le dijo: Sígueme.” Juan 21:22 “ti, qué? Tú, sígueme.” Mateo 8:22 “Pero Jesús le dijo: Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.” Juan 21:19 “Esto dijo, dando a entender la clase de muerte con que Pedro glorificaría a Dios. Y habiendo dicho esto, le dijo: Sígueme.” Lucas 5:27 “Después de esto, Jesús salió y se fijó en un recaudador de impuestos llamado Leví, sentado en la oficina de los tributos, y le dijo: Sígueme.” Lucas 18:22 “Jesús oyó esto, le dijo: Te falta todavía una cosa; vende todo lo que tienes y reparte entre los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme.”  

El hecho de que Dios haya constituido a Jesús como Señor no es para darle un puesto sino para que sea amo de la creación, esa figura la vimos cuando Dios hizo a Adán del polvo de la tierra y  dijo: Génesis 1:26 “Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en toda serpiente que se anda arrastrando sobre la tierra.” De modo que Cristo es esa imagen de Dios para ser Señor nuestro, el dueño del cielo y de la tierra, 1 Corintios 15:27 “Porque DIOS HA PUESTO TODO EN SUJECION BAJO SUS PIES. Pero cuando dice que todas las cosas le están sujetas, es evidente que se exceptúa a aquel que ha sometido a El todas las cosas.”  Y de aquí el principio de loa sujeción que nos habla el apóstol cuando dice: Efesios 5:22 “Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor.” 1 Corintios 11:3 “Pero quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo, y la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios.”

El poderío es de Cristo el Señor, Dios le ha otorgado poder sobre la creación, Romanos 1:4 “y que fue declarado Hijo de Dios con poder, conforme al Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos: nuestro Señor Jesucristo,” ese poder es mayor que cualquier otro poder existente, 2 Corintios 13:4 “Porque ciertamente El fue crucificado por debilidad, pero vive por el poder de Dios. Así también nosotros somos débiles en El, sin embargo, viviremos con El por el poder de Dios para con vosotros.”  Y esperamos su regreso para juzgar vivos y muertos, Mateo 25:31 “Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de su gloria;” de momento está sentado a la diestra del trono de Dios, Hebreos 8:1 “Ahora bien, el punto principal de lo que se ha dicho es éste: tenemos tal sumo sacerdote, el cual se ha sentado a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,” Mateo 28:18 “Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.” Mateo 26:64 “Jesús le dijo: Tú mismo lo has dicho; sin embargo, os digo que desde ahora veréis AL HIJO DEL HOMBRE SENTADO A LA DIESTRA DEL PODER, y VINIENDO SOBRE LAS NUBES DEL CIELO.”Lucas 1:33 “y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” 1 Timoteo 6:15 “la cual manifestará a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores;”

 Por Víctor Manuel Castro Chinchilla

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: