Quien es nuestro Padre

¿Quién es nuestro Padre?

El término Padre en la Biblia va más allá del nombre de un hombre que nos ha engendrado y mas se remota hasta los primeros orígenes de la humanidad, o de una raza o de una familia, etc. así tenemos expresiones como de la genealogía de Jesús que dice: que es hijo de Abraham y es hijo de David, señalando los orígenes de Jesús como descendiente de Abraham que es la familia de la fe y de la promesa o de David como descendiente de un Rey, Mateo 1:1 “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.” Y como lo dice de la descendencia carnal de Jesús como de los hombres en general en Lucas 3: 23-24 “Y cuando comenzó su ministerio , Jesús mismo tenía unos treinta años, siendo, como se suponía, hijo de José, quien era hijo de Elí, y Elí, de Matat; Matat, de Leví; Leví, de Melqui; Melqui, de Jana; Jana, de José;” etc hasta terminar en  38 “Cainán, de Enós; Enós, de Set; Set, de Adán; y Adán, de Dios.”

Cuando se habla de Jesús como hijo de Abraham, se le toma a Abraham como su Padre terrenal,  porque es padre de la promesa, y cuando se le toma como Hijo de David es por su herencia real de una familia de la realeza. Contrariamente a ello, también se aplica este término al referirse a los hijos del maligno, como en Juan 8:44 “Vosotros de vuestro padre el diablo sois, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. El, homicida ha sido desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.“

En términos generales, cada uno de nosotros tiene un padre que es el origen de nuestra especia en la carne, por ejemplo somos hijos de Adán y Eva en la carne y adicionalmente  somos hijos de Dios en el espíritu, o sea que por la carne tenemos un padre y por el espíritu tenemos otro padre, todo depende de que ángulo estemos viendo las cosas.  Pues hablando de lo espiritual, Dios, por medio de Jesús el Hijo nos ha dejado estas instrucciones: Mateo 23:9 “Y no llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.” Claramente Dios nos está diciendo que abandonemos el aspecto carnal de nuestros padres terrenales y que reconozcamos únicamente nuestra generación celestial o divina, que seamos miembros de la familia de Dios únicamente y no de ninguna familia en la tierra. En esa forma se pronuncia el apóstol Pablo diciendo: Romanos 8:14 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.” Contrariamente a los hijos del diablo que quieren ser como su padre el diablo, mintiendo y matando.

Los cristianos, no solo somos tomados como hijos de Dios, también somos considerados como hijos de Abraham al igual que Jesús, y no desde el punto de vista carnal sino de la fe, veamos lo que está escrito en   Gálatas 3:29 “Y si sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa.” Pero tanto la familia de Abraham como la de David, son la misma familia de Dios, Efesios 2:19 “Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios,”

La palabra de Dios nos invita a mantenernos fieles a la familia de Dios y por eso es que Jesús dijo: Mateo 23:9 “Y no llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.” Invitándonos a no ver más lo terrenal en nosotros que tiene características corruptas sino a ver solamente lo espiritual que es incorruptible, esas instrucciones nos mantienen en un espíritu de verdad y de salvación, nunca pongamos nuestra mirada en las cosas terrenales no nos van a repercutir en algo bueno, y el deseo de Dios es que seamos fieles a sus palabras para que no haya en nosotros ninguna mancha de pecado, 1 Juan 3:9 “Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.” Así que lo mejor que nos puede suceder es que nos sintamos y así lo declaremos que somos descendientes de Abraham según la promesa y miembros de la familia de Dios.

Si alguien nos preguntara sobre nuestra familia, respondamos como Jesús lo hacía. En cierta ocasión se le presentaron su madre y sus hermanos  terrenales y vean cual fue su palabra al saber que le buscaban, Marcos 3: 31-35 “Entonces llegaron su madre y sus hermanos, y quedándose afuera, mandaron llamarle. Y había una multitud sentada alrededor de El, y le dijeron: He aquí, tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan. Respondiéndoles El, dijo: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? Y mirando en torno a los que estaban sentados en círculo, a su alrededor, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano y hermana y madre.” Esto porque el Hijo de Dios habla en términos espirituales siempre y no ve a otro sino a su Padre que está en los cielos, no es que reniegue de su familia en la tierra sino que cualquier circunstancia lo lleva a los cielos y al espíritu.

Cuando Jesús rechaza a cualquier humano es porque no ve en él a un hijo de Dios sino a un hijo terrenal o del diablo, como es el caso de los fariseos a quienes les nombra raza de víboras o hipócritas como lo dice en Lucas 3:7 “Por eso, decía a las multitudes que acudían para que él las bautizara: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá?” o en Mateo 23:33 “¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno?” Mateo 15: 7 “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, diciendo: Este pueblo de su boca se acerca a mí y de labios me honra, pero su corazón lejos está de mí.” Jesús reconoce a sus ovejas inmediatamente, no hay ninguna duda cuando el se pronuncia contra alguno. Ese es el caso de un grupo de mercaderes en el templo que fueron desalojados con un látigo,  Lucas 19: 45-46 “Entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían, diciéndoles: "Escrito está: ‘MI CASA SERA CASA DE ORACION pero ustedes la han hecho CUEVA DE LADRONES.’"

Por otro lado vemos a Jesús pronunciándose acerca de la familia terrenal nuestra en términos proféticos diciendo: Mateo 10: 21-22 “Y hermano entregará a hermano a la muerte, y padre a hijo; y los hijos se levantarán contra sus padres, y los harán morir. Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.” Y por otro lado dice: Mateo 19:29 “Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.”

El asunto que nos ocupa aquí hoy es hacer ver que debemos estar en la esfera de Dios, pensando en las cosas de Dios, ubicándonos  y sintiéndonos como hijos de Dios y no de los hombres aunque eso no significa en ningún momento que vamos a estar divorciados de los padre y hermanos y hermanas, sino amándolas como Dios nos manda hacer con todos los humanos, cuando dice: Romanos 12:10 “Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros;”

Nuestra verdadera relación es vernos como hermanos todos y como hijos de Dios todos antes que vernos terrenalmente involucrados como familia biológica.

El poder pensar y hablar como hijo de Dios nos declara que somos guiados por el Espíritu Santo, pero quien habla en términos terrenales o biológicos, ese aun no ha entrado al reino de Dios y se muestra como un hombre.

Acostumbrémonos a decir con nuestros labios: Mi padre es Dios y él se ocupa de mi como hijo suyo, cuando tengo una necesidad se lo pido a él, cuando estoy en tribulaciones, él vela por mi.

Repito y aclaro, no estoy diciendo que neguemos a nuestros padres y hermanos sino que como hijos de Dios, veamos las cosas en esa condición, que Dios es nuestro Padre y por lo tanto somos de la familia de Dios.

 

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: