La ira de Dios

La ira de Dios

Efesios
5:6
“Que nadie os engañe con palabras vanas, pues por causa
de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.”

¿Qué cosa son las palabras vanas?  El diccionario nos define esta palabra como: Falto
de realidad, sustancia o entidad.  Hueco,
vacío y falto de solidez.  Dicho de un
fruto de cáscara: Cuya semilla o sustancia interior está seca o podrida.  Inútil, infructuoso o sin efecto.  Arrogante, presuntuoso, envanecido.  Insubsistente, poco durable o estable. Que no
tiene fundamento, razón o prueba.

El apóstol Pablo nos está diciendo o más advirtiendo:
“Que nadie os engañe con palabras vanas” y nos explica el porqué: “por causa de
estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.” Lo cual nos
indica que Dios se enoja y se enoja grandemente contra quienes se dejen llevar
por vanas palabras que no sean palabras salidas de la boca de Dios.  y ¿a que se le llama desobediencia?  Es la resistencia pacífica a las exigencias o
mandatos del poder establecido. ¿Quién es el poder establecido? 1 Corintios 1:24 “mas para los
llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de
Dios.”

En otras palabras, la desobediencia significa la
resistencia a los mandatos de Dios dados por medio de Jesucristo quien es el
poder de Dios. Dios ha sido claro en este asunto de indicarnos a quien debemos oír,
muchos se van por los dichos de Moisés por ejemplo o por algún profeta, pero
veamos a quien debemos oír: Marcos 9:7
“Entonces se formó una nube, cubriéndolos, y una voz salió de la nube: Este es
mi Hijo amado; a El oíd.” Hebreos 1:1-2
“Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas
maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por
su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien
hizo también el universo.” O sea que Dios dicta sentencia contra aquellos que
no atienden las palabras de Jesucristo su Hijo. Y no es que Jesús tenga una opinión
propia sino que Jesús es el portavoz de Dios, Juan 14:10 “¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí?
Las palabras que yo os digo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el
Padre que mora en mí es el que hace las obras.” Juan 5:19 “Por eso Jesús, respondiendo, les decía: En verdad, en verdad
os digo que el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al
Padre; porque todo lo que hace el Padre, eso también hace el Hijo de igual
manera.” Juan 10:38 “pero si las
hago, aunque a mí no me creáis, creed las obras; para que sepáis y entendáis
que el Padre está en mí y yo en el Padre.” Juan
12:49
“Porque yo no he hablado por mi propia cuenta, sino que el Padre
mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de decir y lo
que he de hablar.” Juan 14:11 “Creedme
que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí; y si no, creed por las obras mismas.”
Juan 14:20 “En ese día conoceréis
que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.” Juan 14:24 “El que no me ama, no guarda
mis palabras; y la palabra que oís no es mía, sino del Padre que me envió.”

Estamos hablando de la ira de Dios, o sea del enojo,
de la reacción de Dios ante sus enemigos, y esos enemigos son los seguidores
del diablo, quien tiene como único propósito estar en contra de Dios. Juan 8:44 “Sois de vuestro padre el
diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el
principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando
habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de
la mentira.” 1 Juan 3:8 “El que
practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha pecado desde el
principio. El Hijo de Dios se manifestó con este propósito: para destruir las
obras del diablo.” 1 Juan 3:10 “En
esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no
practica la justicia, no es de Dios; tampoco aquel que no ama a su hermano.” 1 Juan 3:15 “Todo el que aborrece a su
hermano es homicida, y vosotros sabéis que ningún homicida tiene vida eterna
permanente en él.”

Muchos se han inclinado a la desobediencia porque no
han escuchado la palabra de Dios y piensan que ellos tienen todo el derecho de
opinar sus propios pensamientos, y no se dan cuenta que pueden llegar a
pronunciarse en contra del Dios creador sin darse cuenta, y es que también
ignoran que si no tienen el espíritu de Cristo, tienen el espíritu del diablo
como lo dice su palabra en Efesios 2:1-10
“Y El os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y
pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este
mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora
opera en los hijos de desobediencia,
entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo
vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne
y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
Empero Dios, que es rico en
misericordia, por su mucho amor con que nos amó, Aun estando nosotros muertos
en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos; Y
juntamente nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los cielos con Cristo
Jesús, Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su
gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois
salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras,
para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús
para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.”

La ira de Dios es el enojo de Dios, y Dios tiene
reservado un lugar en la eternidad para el diablo y sus seguidores, en la Biblia
este sitio es conocido como el tormento eterno, el castigo eterno o el
infierno.
Mateo 25:46 “Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna.” Daniel 12:2 “Y muchos de los que
duermen en el polvo de la tierra despertarán, unos para la vida eterna, y otros
para la ignominia, para el desprecio eterno.” Juan 3:36 “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que no
obedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él.” Juan 5:24 “En verdad, en verdad os
digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no
viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.”
Juan 5:29 “y saldrán: los que hicieron lo bueno,
a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de
juicio.”

Dios no es un Dios perseguidor de pecadores y de
enemigos, al contrario, Dios ama al pecador y desea que tenga vida eterna
porque para eso vino y murió Jesús su Hijo para perdón de pecados y traernos
vida eterna en abundancia, pero una cosa es que Cristo haya muerto por nuestros
pecados y otra cosa es que no le obedezcamos. La ira de Dios vendrá sobre los
hijos de la desobediencia y como hemos visto esa ira es producida por causa de
las vanas palabras,  Efesios 5:6 “Que nadie os engañe con palabras vanas, pues por causa
de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.” Y no de
las palabras que ha hablado Dios por medio de Jesucristo su Hijo. Juan 3:18 “El que cree en El no es
condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el
nombre del unigénito Hijo de Dios.”
Juan
1:18
“Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que
está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer.”

 

Os envío esta carta para que la utilicéis como arma
contra aquellos que se resisten a escuchar a Jesucristo y creen que ellos
tienen pleno derecho de opinar aun contra lo establecido por Dios.

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla Junio 2010  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: