La mentira

La mentira

Por definición esta palabra significa: “Expresión o
manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.” En material
espiritual podríamos definir diciendo: Expresión o manifestación contraria a lo
que Dios ha dicho. Salmos 119:160 “El
principio de tu palabra es verdad; Y eterno es todo juicio de tu justicia.” Salmos 19:7 “La ley del SEÑOR es
perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace
sabio al sencillo.” Salmos 119:89 “Para
siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos.” Salmos 119:142 “Tu justicia es justicia eterna, y tu ley verdad.”

La  palabra
mentira aparece en el principio de la Biblia cuando Dios comenzó a darle
mandatos al primer hombre formado, Adán: Génesis
2:17
“pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque
el día que de él comas, ciertamente morirás.” Y he aquí la primera mentira del
diablo: Génesis 3:4-5 “Entonces la
serpiente dijo á la mujer: No moriréis; Mas sabe Dios que el día que comiereis
de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el
mal.” Resultado: la muerte no solo de la primera pareja sino de la humanidad
entera que somos descendientes de Adán.  Romanos 5:12 “Por tanto, tal como el
pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también
la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron;” estamos
viendo la diferencia entre la verdad y la mentira, las palabras de Dios son
verdad y las palabras del diablo son la mentira, si Adán hubiera obedecido a Dios,
la vida eterna hubiera estado con él y por lo tanto con todos nosotros, Génesis 3:
16-19 “A la
mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor
parirás los hijos; y á tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti. Y al
hombre dijo: Por cuanto obedeciste á la voz de tu mujer, y comiste del árbol de
que te mandé diciendo, No comerás de él; maldita será la tierra por amor de ti;
con dolor comerás de ella todos los días de tu vida;  Espinos y cardos te producirá, y comerás
hierba del campo;  En el sudor de tu
rostro comerás el pan hasta que vuelvas á la tierra; porque de ella fuiste
tomado: pues polvo eres, y al polvo serás tornado.” (v.v.22-24) Y dijo Jehová
Dios: He aquí el hombre es como uno de Nos sabiendo el bien y el mal: ahora,
pues, porque no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y
viva para siempre: Y lo sacó Jehová del huerto de Edén, para que labrase la
tierra de que fue tomado. Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del
huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía á todos
lados, para guardar el camino del árbol de la vida.”

El pasaje anterior nos revela la intención de Dios de
otorgarnos la vida eterna si le obedecemos y de advertirnos que si
desobedecemos, solo nos espera la muerte,  Juan
6:63
“El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las
palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”Juan 12:49 “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta, sino que
el Padre mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de
decir y lo que he de hablar.” Juan 12:50
“Y sé que su mandamiento es vida eterna; por eso lo que hablo, lo hablo tal
como el Padre me lo ha dicho.” Hechos
13:26
“Hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis
a Dios, a nosotros nos es enviada la palabra de esta salvación.”

Jesucristo vino a traernos la verdad de Dios, Hebreos 1:1-2 “Dios, habiendo hablado
hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los
profetas, en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó
heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.” Mientras
que el diablo únicamente habla mentira, Juan
8:44
"Ustedes son de su padre el diablo y quieren hacer los deseos de
su padre. El fue un asesino desde el principio, y no se ha mantenido en la
verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia
naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira.”

Debemos establecer la diferencia entre la verdad y
la mentira, todo lo que Dios haya hablado sea por medio de profetas o por Jesucristo,
es la verdad y en ella no hay error ni cambio, la verdad es eterna y es fiel,
las palabras de Dios se cumplen en la eternidad.

En el hombre hay un problema y es que en muchos
casos, se confunde lo que es bueno con lo que es malo, la Biblia contempla un
don espiritual que conocemos como discernimiento espiritual, que es confirmado
a causa de la naturaleza carnal del hombre, 1 Corintios 2:14 “Mas el hombre natural
no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no
las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente.” Otra versión dice:
“Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para
él son necedad; y no las puede entender, porque son cosas que se disciernen (se
examinan) espiritualmente.” El don del discernimiento lo da Dios al hombre para
que pueda diferenciar entre el bien y el mal, o sea entre la verdad y la mentira.
Proverbios 12:8 “El hombre será
alabado conforme a su discernimiento, pero el perverso de corazón será
despreciado.” Y en la iglesia Dios ha repartido algunos dones entre ellos el
del discernimiento: 1 Corintios 12:10
“a otro, operaciones de milagros, y a otro, profecía; y a otro, discernimiento
de espíritus; y a otro, géneros de lenguas; y a otro, interpretación de
lenguas.” Pero ¿Por qué no da a todos el discernimiento de espíritus? Filipenses 1:9 “Y esto pido en oración:
que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo
discernimiento,” Colosenses 1:9 “Por
esta razón, también nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos cesado de
orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad
en toda sabiduría y comprensión espiritual,” Filemón 1:6 “y ruego que la comunión de tu fe llegue a ser eficaz
por el conocimiento de todo lo bueno que hay en vosotros mediante Cristo” Hebreos 5:14 “Pero el alimento sólido
es para los adultos, los cuales por la práctica tienen los sentidos ejercitados
para discernir el bien y el mal.”

El apóstol Pablo habla acerca del problema de
mantenerse alejado de la palabra y caer en la obediencia a mandamientos de
hombres que engañan a los incrédulos y aun a los que recién han conocido a Cristo,
el apóstol llama “niños” a las personas que no tienen el conocimiento de la verdad
y que son víctimas del engaño,  1 Corintios 14:20 “Hermanos, no seáis
niños en la manera de pensar; más bien, sed niños en la malicia, pero en la
manera de pensar sed maduros.” 1 Corintios
3:1-4
“De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como á espirituales,
sino como á carnales, como á niños en Cristo. Os dí á beber leche, y no vianda:
porque aun no podíais, ni aun podéis ahora; Porque todavía sois carnales: pues
habiendo entre vosotros celos, y contiendas, y disensiones, ¿no sois carnales,
y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo cierto soy de Pablo; y el
otro: Yo de Apolos; ¿no sois carnales?” el ser un niño en el conocimiento de Cristo,
es equivalente a ser un carnal, o como Pablo le llama, ser hombres. Y la recomendación
es no hacer caso a las doctrinas que engañan,  y esa es la razón por la cual Dios dio dones a
los hombres para que entre ellos hayan personas que enseñen la verdad en el
conocimiento de Cristo,  Efesios 4:
11-16 “Y él
mismo dio a unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros,
evangelistas; y otros, pastores y doctores (maestros); Para perfección de los
santos, para la obra del ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo; Hasta
que todos lleguemos á la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, á
un varón perfecto, á la medida de la edad de la plenitud de Cristo: Que ya no
seamos niños fluctuantes, y llevados por doquiera de todo viento de doctrina,
por estratagema de hombres que, para engañar, emplean con astucia los
artificios del error: Antes siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todas
cosas en aquel que es la cabeza, a saber, Cristo; Del cual, todo el cuerpo
compuesto y bien ligado entre sí por todas las junturas de su alimento, que
recibe según la operación, cada miembro conforme á su medida toma aumento de
cuerpo edificándose en amor.”

El problema de la mentira en los hombres no es
simplemente una oposición a la verdad de Dios sino que es una condenación que
lleva al camino de la perdición y del castigo eterno, ¿Por qué entonces no obedecer
a Dios? ¿Por qué empeñarse en seguir la mentira? Si sabemos que la mentira proviene
del diablo y que el destino es el infierno eterno, ¿Porqué seguir ese camino?

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla Junio 2010 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: