Seamos imitadores de Cristo

Seamos imitadores de Cristo.

 

1 Corintios 11:1Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.”Efesios 5:1Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.” Filipenses 3:17Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.”

Toda persona tiene un líder en su vida, al menos eso han declarado muchos escritores y psicólogos diciendo que cada persona es formada de acuerdo al modelo de alguien a quien imita. Generalmente los modelos son los padres y especialmente el papá a quien sus hijos aman y respetan y quieren ser como él. La excepción está en aquellos padres que no aman a sus hijos y que lejos de ser sus líderes son sus enemigos. Un niño normal con un padre normal, tiende a imitarlo en todo, generalmente a eso se le llama herencia. Es muy común que los hijos  imiten a sus padres en todo, hasta en sus gestos, su tono de voz, sus modas, sus costumbres y hasta en sus comidas favoritas.

Cuando Pablo dice que seamos sus imitadores como él lo es de Cristo, se refiere a eso que les he dicho, lo que Pablo busca es que los cristianos nos asemejemos a Cristo, que tengamos en otras palabras el mismo espíritu de Cristo.

Hay un objetivo muy importante si nos asemejamos a Cristo, Jesús orando al Padre le dice: Juan 10:30Yo y el Padre uno somos.”  Juan 17:22La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.” Y Pablo lo expresa en una forma mas definitiva cuando dice: Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” La idea de Jesús es que siendo sus imitadores nos asemejemos a el para que nuestro Padre Celestial nos vea como ve a Jesús su Hijo.

Del mismo modo que un hijo imita a su padre y que hasta habla como él y hasta come como él, así nosotros debemos vivir una vida en semejanza del Hijo de Dios. El asunto es que Dios cuando hizo al hombre, lo hizo a su imagen y semejanza, como está escrito en Génesis 1:26Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” Génesis 5:1 Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.” En esta misma forma, Adán tuvo su tercer hijo a su semejanza, Génesis 5:3Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.”

Por otro lado, Dios no permite que nos  hagamos imagen y semejanza de otro, como lo dice en Éxodo 20:4No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.” Esto parece contradictorio con lo que estamos explicando pero no es así, sino que Dios desea que seamos semejantes a su Hijo Jesús y de nadie mas, eso que dice Éxodo 20:4 se refiere a “lo que esté arriba en el cielo, abajo en la tierra, y en las aguas debajo de la tierra.” La imagen debe ser de Cristo, su Hijo, porque definitivamente Jesucristo es la verdadera imagen de Dios como dice en Colosenses 2:8-10  “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,  y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.”

El cristiano tiene que ser imagen de Jesucristo en todo, de lo contrario, Dios no le dará cabida en su reino, porque nosotros somos herederos de su reino pero con la justificación de ser semejantes a Jesucristo. Romanos 8:17Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” Ese padecimiento nos hace ser semejantes a él y sin ello no somos reconocidos como herederos del reino de Dios. Gálatas 3:29Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.”

Para lograr esta semejanza, Dios dispuso el método del discipulado, puso a Jesús como Maestro y a los seguidores como discípulos, y les dio un mandato diciendo: Mateo 28:19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;” Mateo 23:8Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.” Mateo 23:10Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.” Juan 13:13Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.” Por su lado Pablo declara ser maestro para los gentiles en semejanza de Jesús, 1 Timoteo 2:7Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad.” 2 Timoteo 1:11del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles.” Y todos tenemos ese mandato de hacer discípulos en todas las naciones.

Dios quiere que todos seamos discípulos de Jesús para que seamos como él es, que hablemos lo que él habla y que actuemos como el actúa. De esto nos habla Pablo en Efesios 4:12-14  “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;  para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,”

La mejor semejanza que podemos obtener de Cristo, es ser sus discípulos, por eso nos dice que imitemos a Pablo como él imita a Cristo. Y si ustedes han leído a Pablo sabrán que él dijo:  Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” Y por supuesto que la base primordial para ser imitadores de Cristo es que nos neguemos a nosotros mismos como dice Jesús en Mateo 16:24Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” Al habernos negado a nosotros mismos y haber tomado la misma cruz de Jesús y de haberle seguido podemos decir como Pablo: “Ya no vivo yo mas vive Cristo en mi”

Dios quiere que nos asemejemos as Cristo para que él nos vea como él ve a Cristo, y de allí la siguiente palabra: Gálatas 3:26-28  “pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;  porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.” Esto es lo que se llama Cuerpo de Cristo o Iglesia. Dios quiere que todos los que conforman el cuerpo de Cristo sean sus hijos, porque entre Jesús y los cristianos conformamos el Cuerpo de Cristo donde él es la cabeza y nosotros el cuerpo. Lógicamente que ese cuerpo no estará integrado por seres extraños a Cristo sino todos como hijos de Dios que han sido engendrados por Dios asi como Jesús. Juan 1:12-14  “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;  los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.  Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”  Si alguien hace un injerto en una planta buscará que tanto el padrón como el injerto sean de la misma familia y nunca de especies distintas, como la naranja con el limón, la toronja con la naranja, etc igualmente los cristianos necesitamos ser de la misma simiente de Dios para integrar la iglesia. No podemos desconocer que en el reino de Dios no existe el pecado porque tanto Dios como sus hijos tienen una naturaleza santa libre de todo pecado. 1 Juan 3:9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.”

En la manera que nos asemejemos a Cristo, en esa misma manera seremos aceptados por Dios como sus hijos y herederos del reino. Romanos 8:17Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” 1 Juan 3:2Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.”

Hablando en términos médicos, cuando se hace necesaria una operación para un trasplante de órganos se busca que el donante sea un pariente cercano al receptor de lo contrario se corre el riego de un rechazo que comienza con una infección y termina con una gangrena. Asi es en el reino de Dios cuando un miembro ha penetrado sin ser real hijo de Dios. La Biblia nos enseña algo asi en Mateo 22:1-14 “Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo;  y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas.  Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios;  y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron.  Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad.  Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos.  Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.  Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda.  Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.”

No hay manera de entrar al reino de Dios si no se tiene la semejanza de Cristo, Jesús nos habló usando la figura de un cordero para que nosotros seamos como corderitos (ovejas) ya que él es el verdadero Cordero de Dios, Juan 1:29El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” Y dice: Juan 10:8-9Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.”  Y nos invita a ser sacrificados diciendo: Romanos 8:36Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.”

Esta figura de ovejas, Jesús la contrasta con la de los cabritos, porque las ovejas tienen la particularidad de ser obedientes, silenciosas, calmadas y victimas del matadero, Jesús nos dice que en el ultimo día cuando el Hijo del Hombre venga en las nubes apartará los cabritos de las ovejas, y dice esto: Mateo 25:31-34  “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.  Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.”  (v  41) “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”  ¿le gustaría a usted ser recibido por Jesús como una de sus ovejitas? ¿O prefiere que le califique como un cabrito? Juan 10:26-28  “pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.  Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.”

No está de más recordar que Dios habló un día a los discípulos en la siguiente forma: Marcos 9:7Entonces vino una nube que les hizo sombra, y desde la nube una voz que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd.” ¿Quiénes estaban alli hablando?  (v. 4) “Y les apareció Elías con Moisés, que hablaban con Jesús.” Las ovejas de Cristo, o sea sus discípulos escuchan su voz y solo la voz de Jesús, no la de Moisés ni de los profetas sino la de Jesús su Hijo amado, Hebreos 1:1-3 “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,  en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;  el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,” Jeremías 17:5Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.” Santiago 4:4!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Gálatas 1:10Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.” Romanos 3:4antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso;”

Dios no quiere religiosos, ni devotos, ni sacrificios, Dios quiere hijos hechos a semejanza de Dios, a hermanos de Cristo quien es el único y verdadero Hijo de Dios. Marcos 12:32-34  “Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle.” Mateo 9:13Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.”  Mateo 12:7Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; “  Romanos 12:1Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

 

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, mayo de 2008.

 

  

  

 

 

 

 

   

 

  

 

 

 

 

About these ads

Una respuesta to “Seamos imitadores de Cristo”

  1. Carlos enrrique Says:

    exelente esposicion sobre el verdadero sentido de ser imitadores de cristo jesus,con un alto nivel de coherencia un buen desarollo sistematico y lo mas importate buena base biblica. carlos guerrero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: